“Gobierno abierto es una oportunidad para mejorar la práctica de participación ciudadana”

Publicación: 26/03/18

Entrevista a Cristhian Parra, docente e investigador de la UCA y participante del proceso de co-cración del cuarto Plan de Acción de Gobierno Abierto 2018-2020. Sus propuestas buscan potenciar la participación ciudadana como herramienta para mejorar la cultura cívica y el ejercicio de la democracia deliberativa. 

 

Parra es Doctor en Ciencias de la Computación, PHD por la Universidad de Trento, Italia y tiene un post doctorado en la Universidad de California, Berkeley. Es investigador en informática social de la Universidad Católica de Asunción. En los últimos tres años estuvo realizando investigaciones en tecnología para la participación ciudadana y las tecnologías cívicas. De acuerdo con su experiencia, cuando la ciudadanía se involucra en la gestión y evaluación de las políticas públicas, las propuestas de solución a diversos problemas mejoran sustancialmente.

¿Cómo fue que te interesaste en la Alianza para un Gobierno Abierto?

Me interesó participar para ver de qué concretamente se trataba el proceso de co-creación de este plan de acción. Quería tener la experiencia de participar y presentar  algunas propuestas en las áreas en las que tengo experiencia y ya me tocó participar, como presupuestos participativos,  en procesos que son de democracia deliberativa y directa, y participación en temas de salud pública.

¿Cuáles son las oportunidades que encontraste en Gobierno Abierto que te llevó a participar?  

Vi que había varias mesas de trabajo y encontré apertura para hacer las propuestas.  Ahora entiendo que Gobierno Abierto es una asociación entre varias instituciones y depende también de lo que el gobierno pueda comprometerse a hacer, y en ese sentido hay limitaciones.  Me gustaría ver cómo se bajó a tierra lo que trabajamos en las mesas, cada propuesta que se discutió.

¿Podrías explicar cuáles son las propuestas que presentaste?

Presenté varias propuestas  entre las que se destacan la de participación ciudadana y que se establezcan reglas más claras y vinculantes para construir presupuestos participativos a nivel municipal o gobiernos locales o se puede aplicar también a otros contextos como las escuelas públicas donde las acciones pueden tener una dimensión educativa muy importante.

Creo que en Paraguay hay ya varias experiencias de participación ciudadana, pero falta que sean más vinculantes, es decir que se tomen decisiones conjuntas y que los ciudadanos que participan de esos procesos puedan saber efectivamente si sus propuestas se van a implementar o no. 

Es el tipo de participación que vi que existe en otros lugares, en Europa y EE.UU donde está muy claro el carácter vinculante y también las limitaciones del proceso de participación.  La gente participa en el diseño mismo de la política o del proyecto,  lo cual le da al proceso mucha legitimidad y sostenibilidad.  Hay un aprendizaje en el proceso de participación.

Me interesa también cómo eso se podría bajar eso al terreno educativo y ahí yo había propuesto el consejo de los niños como una forma de incentivar la participación activa de jóvenes y niños, donde a través de la participación real y concreta, aprenden a deliberar, a tomar decisiones y se educan.  A través de Gobierno Abierto, se pueden generar mecanismos de participación ciudadana.

Las otras propuestas que presenté tienen que ver más con el ámbito de la salud pública y de cómo implementar estrategias de salud que son más horizontales. Específicamente mi propuesta es con el tema del dengue, pero se puede aplicar a otras problemáticas.

Hay muchos estudios que demuestran que cuando los vecinos conversan entre ellos, cuando hay comunicación horizontal es cuando mayor reducción del riesgo y de contagio se da. El proyecto en el que estoy trabajando es con pobladores del bañado, hay voluntarios de la comunidad que se movilizan para hacer recolectar información.

La idea era que desde Gobierno Abierto este tipo de estrategias se puedan implementar para generar evidencia y poder después convertirlas en políticas públicas, a nivel de gobiernos locales, es decir proyectos o programas donde la comunidad colabora.  

A tu criterio, ¿cuál es el aporte de estas propuestas a nuestro contexto país?

Apuntan a mejorar la cultura de participación de la gente, que la ciudadanía en general mejore su participación en los procesos de gestión pública y esto desde mi perspectiva únicamente va a mejorar a través de la práctica, y con proceso reales. Eso va a mejorar con el tiempo, y va a generar mayor cultura cívica.

Por otro lado veo que eso puede mejorar la legitimidad de las decisiones, va a hacer que haya mayor confianza de la ciudadanía hacia las instituciones, vamos a tener mayor institucionalidad, que es uno de los problemas más graves que tenemos en nuestro país, la facilidad con que se violan las reglas y la institucionalidad.

Lo tercero es que se puede generar mucha más evidencia, que viene un poco de mi ámbito más científico, que esto puede generar mucha más evidencia  para generar mejores políticas públicas.

De manera global es generar la cultura de la participación y que dejemos atrás esa época y actitud que heredamos de la dictadura, de no decir lo que pensamos, o de no ser críticos y bajar la cabeza. Eso yo creo que es momento de dejar atrás, esa herencia nefasta.

Que las decisiones que se tomen sean mejores, y que si por ahí no son las mejores decisiones que se sepa que la responsabilidad es compartida entre gobierno y sociedad civil.

Gobierno abierto es una oportunidad muy buena, yo creo que ahora debemos ir más allá del paradigma de la transparencia, es un primer paso y se avanzó porque hoy día tenemos un país mucho más transparente, pero todavía estamos muy enfocados en transparencia de datos y no tanto en transparencia de procesos. Sabemos lo salarios, pero no sabemos cómo se toman las decisiones, y sé que eso es mucho más complejo, pero podemos hacerlo.

Cristhian Parra. 


Últimas Noticias